Son cientos, sino miles, los artículos en blogs que hablan sobre el posicionamiento web, posicionamiento en buscadores o SEO (Search Engine Optimization), pero se basan en dos pilares fundamentales. Las claves básicas para conseguir un sin número de visitantes a su web se dividen en dos categorías fundamentales:

  • SEO on-page, es dedir, lo que puedes hacer para optimizar tu página
  • SEO off-page, o lo que debes hacer fuera de tu página para que resulte lo que has hecho en tu página

 

SEO on-page

El SEO on-page, como brevemente hemos expuesto, son las técnicas que has de realizar, para que tu página sea atractiva a tus posibles clientes o visitantes, y por ende, a los buscadores.

Pero, ¿qué es lo que debemos hacer para que seamos atractivos a los buscadores?
Bueno, esta es la pregunta del millón, si supiéramos la respuesta exacta a este dilema, todos nuestros clientes ocuparían los primeros puestos para todas las palabras clave que necesitasen.

Pero para poder acceder a saber lo que hay que hacer, lo primero es realizar una auditoría SEO.

Auditoría SEO

La auditoría SEO consiste en saber en qué estado se encuentra nuestra página web, tanto en el lado que depende directamente de nosotros, es decir, contenidos, indexación, velocidad de carga, analíticas, código, estructura, etc…, como de lo que ya no depende tan directamente de nosotros, como es la cantidad de dominios que enlazan a nuestra página web, así como el anchor text con el que nos enlazan.

Pero comencemos por el principio:

Estado de indexación

Lo primero que tenemos que hacer es saber cómo está indexado nuestro proyecto.
Si estamos preparando un nuevo proyecto de posicionamiento web, es sin duda porque, o la web es nueva, o nuestra exposición a nuestros posibles clientes, en cuanto a las posiciones que ocupan las palabras clave que nos interesan en los buscadores, sobre todo en Google.
Lo primero que hará nuestro equipo, será la creación, e instalación, de Google Analytics y la Search Console, si es que no lo están ya.
La primera opción, la instalación de Google Analytics, nos permitirá, saber el número de visitas, de donde vienen, a donde van, y si se cumplen los objetivos que necesitamos para que nuestro proyecto web prospere.
La Search Console nos permitirá saber para qué palabras clave, en nuestra página web, y qué secciones consiguen rankear, y en qué posiciones.
Todo esto, en un principio, nos permite saber qué secciones de nuestra página web funcionan, y cuales no.
Una vez esto, utilizaremos nuevas herramientas, como Screaming Frog, site audit de Ahrefs.com, Semrush, para saber datos técnicos que se nos escapan a primera vista.

¿Qué datos nos proporcionarán estas herramientas?

Lo primero que nos darán estas herramientas, será la cantidad de enlaces internos y externos rotos que tiene nuestra web. Esto es un problema bastante grave, fácilmente subsanable.

Lo segundo, la estructura de enlaces internos, que nuestra web presenta, para saber como se distribuye el link juice, para que las páginas de nuestra web, reciban, la importancia que merecen, o necesitamos.
Tercero, el contenido duplicado, que puede aparecer, en la web. Con el tiempo, es bastante común, que se cree contenido que aumenta, especifica, o mejora, actualizando el contenido que pudo ser creado tiempo atrás en otra página de nuestro sitio web.
Cuarto, etiquetas repetidas, que faltan, o que están mal incrustadas en el código de la web. Es bastante común, que nuestro código esté lleno de errores en las etiquetas <h1>, <h2>, etc…, etiquetas alt en las imágenes y otros mucho más errores.

Otro de los datos que estas herramientas nos proporcionarán será otra de las claves que hacen que nuestra web consigan mejores puestos en los buscadores, la velocidad de carga.
¿Por qué nuestra web puede ser lenta cargando?
Las principales razones para esto, es el tamaño de las imágenes, o que haya muchas imágenes, errores de código, css en muchos archivos diferentes, mucho código JavaScript, servidor lento, o muchas más…