Estor enrollable

Estos son algunos tipos de estores y cómo escogerlos

La función que cumplen los estores es muy importante para garantizar que las ventanas tengan un buen aspecto, y sin son fácil de manipular, con más facilidad se deberían implementar. Sin embargo, hay muchos tipos de estores,  y en este sentido es fundamental saber de qué manera se pueden elegir, para que tengas los que más te gustan a ti. Dicho esto, en este artículo te ayudaremos a que puedas hacerlo.

Antes de comenzar a mencionar estos tipos, es necesario que sepas que en Alker hay muchas alternativas por las que te puedes decantar. Ahora bien, sigamos con el desarrollo de este texto para que conozcas del tema y tomes mejores decisiones.

Estores enrollables Black Out

Uno de los tipos de estores que te mencionaremos es el Black Out, que tiene como principal característica el poco paso de la luz, lo que hace que sea perfecto para aquellas personas que quieren dormir completamente a oscuras. El tejido de estos estores es más grueso de lo habitual, y es gracias a esto que no pasa tanta luz por medio de ellos, y que se diferencia de otros tipos que te mencionaremos.

Estores enrollables de tejido translúcido 

En este caso, este es uno de los tipos de estores que más paso de luz permite, así que es perfecto para aquellas personas que quieren mucha luz dentro de la habitación al momento de despertarse. Aunque pase la luz, no quiere decir que no impida el paso de los rayos que emite el sol, por lo que hay que tener esto en cuenta a la hora de adquirirlo.

Así mismo, otra buena idea que te podemos dar para su utilización es en salones donde se necesite que haya mucha luz para el uso que se le dé. Por ejemplo, en salones de fiesta, o estudios donde sea fundamental que haya un buen paso de luz natural.

El estor enrollable de noche y día   

No podemos dejar de mencionar uno de los tipos de estores más funcionales y polivalentes que hay. El denominado “noche y día” tiene una facilidad impresionante de acoplarse a cual sea la ocasión que se necesite. Podemos definirlo como una combinación de los dos tipos que te mencionamos anteriormente, y tiene una gran demanda gracias a lo útil y volátil que es.

Consiste en tener ambos en uno solo: mientras uno de los dos está abajo, el otro permanece en la parte superior enrollado. Entre más iluminación se quiera, se va dando más lugar al translúcido, y cuando se quiere reducir el nivel de luz, en cambio, se da paso al opaco, para que cumpla su función de impedir el paso de la luz en mucha cantidad, por lo que queda en el criterio de cada persona cuál utilizar según sea el caso.

¿Cómo poder hacer una buena elección?

Habiendo mencionado algunos de los tipos de estores que puedes utilizar,  queremos ayudarte a que puedas elegir la alternativa que más se adapte a tus necesidades, y que en definitiva más te guste. Lo primero que debes tener en cuenta es cual es el uso que quieres darle, para decantarte por algunos de los tipos que hay a disposición, ya que cada uno se adapta mejor a determinadas funciones.

Por otro lado, otra de las recomendaciones es que tomes muy bien las medidas para que a la hora de colocarlas y usarlas puedan encajar perfectamente. Si sobra mucho espacio, o falta, seguramente no sea algo que quede muy bien a nivel visual. También es muy importante que tengas ideas en tu cabeza para saber cuáles modelos te gustaría utilizar, pero si no los tienes, puedes consultar algunos en la revista Hola.